jabón natural, jabón natual al aloe vera, jabón casero aloe vera

Aloe vera añadido a nuestro jabón natural cosmético casero

Si aún no has leído mi artículo del Jabón natural casero cosmético, te aconsejo de hacerlo picando aquí. En él explico en qué consiste el proceso de producción en frío del jabón y muchas otras informaciones útiles sobre cómo hacer jabón natural cosmético (homemade): índices de saponificación y cálculo de los ingredientes, aceites esenciales y sus propiedades, utensilios recomendados, etc…

La diferencia básica consiste en el empleo de la pulpa de las hojas de Aloe Vera, a la hora de fabricar nuestro jabón natural cosmético. Por ello, además de los beneficios que le otorgan los aceites esenciales, este jabón posee otras muchas más, gracias a esta maravillosa planta.

Los egipcios la llamaban planta de la inmortalidad

El Aloe Vera es una planta de fácil mantenimento, que no debería nunca faltar en ningún hogar, y que los antiguos egipcios denominaban planta de la inmortalidad. Con la pulpa de sus hojas obtenemos de manera inmediata un estupendo remedio para las quemaduras. Éste es uno de los accidentes domésticos más recurrentes. Para extraerla, corta una hoja por la base. Ábrela por la mitad en sentido vertical. Apoya sobre la quemadura la parte interna de la hoja. Es ahí donde el Aloe vera contiene “la sustancia milagrosa”.

Éste es el uso más conocido de esta maravillosa obra de la naturaleza, pero no todo acaba aquí. Si utilizamos la pulpa para producir el jabón natural cosmético, obtenemos un producto beneficioso en la prevención del envejecimiento prematuro de las células de la piel. También ayuda a prevenir las manchas o hiperpigmentación del rostro. Además suaviza y la nutre la piel. Resulta por lo tanto muy indicado para las pieles grasas, sensibles, con psoriasis, dermatitis y acné.

Seguro que dispones de un balcón/terraza/ventanal donde poder colocar una maceta de media dimensión. ¡No existe excusa alguna para que no tengas una planta de Aloe Vera en casa!

Extracción de la pulpa

Aquí tienes un vídeo donde explico cómo extraer la pulpa del aloe vera:

Para realizar el jabón natural cosmético casero con Aloe Vera (método en frío), necesitarás

Ingredientes y utensilios

  • Manta o edredón viejo
  • Molde rectangular no muy grande –aproximadamente 18 cm largo x 7 cm ancho x 5 cm alto-
  • Báscula digital de precisión
  • Periódicos viejos
  • Papel vegetal o de horno
  • Guantes, mascarilla y gafas protectoras
  • Minipimer
  • Jarra para pesar el aceite
  • Cuenco de plástico o cristal resistente al calor o una cazuela de acero inoxidable
  • Vaso de plástico desechable para pesar la sosa caústica
  • Cucharón de acero inoxidable o de madera
  • Cuchara, cuchillo bien afilado y cuenco mediano
  • 250 gr de aceite de oliva virgen
  • 37 gr de sosa caústica
  • 83 ml de agua destilada
  • 37 gr de pulpa de aloe vera, extraída directamente de sus hojas; con ello se obtiene un jabón natural cosmético delicado para la piel y ligeramente perfumado)
  • Ingrediente no indispensable: aceite/s esencial/es a elección (dan al jabón propiedades beneficiosas extras)

Te podría interesar…

Aceite esencial del árbol del té



aceite esencial árbol del té, tea tree oilCómpralo en Amazon España
En Amazon Italia
aceite esencial del árbol del té, tea tree oilEn Amazon USA
tea tree oil, aceite esencial del árbol del téEn Amazon UK

Aceite esencial de lavanda



aceite esencial de lavanda, essential lavander oilCómpralo en Amazon España
En Amazon Italia
aceite esencial de lavanda, essential lavander oilEn Amazon USA
lavender essential oil, aceite esencial de lavandaEn Amazon UK

Aceite esencial de romero



aceite esencial de romeroCómpralo en Amazon España
En Amazon Italia
aceite esencial de romero, rosemary essential oilEn Amazon USA
rosemary essential oil, aceite esencial de romeroEn Amazon UK

Aceite esencial de tomillo



aceite esencial de tomilloCómpralo en Amazon España
aceite esencial de tomillo, olio essenziale di timoEn Amazon Italia
En Amazon UK
Thyme essential oil, aceite esencial de tomilloEn Amazon USA
¿No has encontrado aquí el producto o utensilio que necesitas? Visita la página que he creado, pensando en todo aquello que podría serte útil a la hora de preparar tus recetas.
Si decides comprar en Amazon alguno de estos productos, te agradecería si lo hicieras a través de los enlaces anteriores. Con tu compra, yo recibo a cambio una pequeñísima comisión que me ayuda a llevar adelante mi blog. ¡Muchas gracias!

Procedimiento

  1. Asegurarse que el lugar esté bien ventilado;
  2. Cubrir con papel de periódico el suelo y la superficie sobre la que se vaya a trabajar;
  3. Forrar el molde con papel vegetal o de horno;
  4. Ponerse la mascarilla, guantes y gafas protectoras;
  5. Pesar cada uno de los ingredientes (excepto el/los aceite/s esencial/es);
  6. Echar el agua en el cuenco o cazuela e ir añadiendo poco a poco la sosa (¡NUNCA HACERLO AL REVÉS!), mezclando continuamente con cuidado, hasta que la sosa esté completamente disuelta;
  7. La sosa en contacto con el agua hará que la mezcla alcance unos 90°C. Como consecuencia de esta reacción, se crearán unos gases que hay que evitar respirar. De ahí que sea importante el uso de la mascarilla;
  8. Esperar unos 5 minutos para que se enfríe;

Extracción de la pulpa del Aloe Vera

Mientras esperas que la temperatura de la sosa disuelta baje un poco, puedes aprovechar para extraer la pulpa del Aloe Vera.

  1. Para ello, corta una hoja grande por la base;
  2. Después, colócala sobre un paño limpio, y corta la punta y los laterales para quitar las espinas;
  3. Por último, abre verticalmente la hoja y, con la ayuda de una cuchara, extrae la pulpa, teniendo cuidado en no sacar la parte verde de la hoja. Pon la pulpa en un bote y tritura bien.

Segunda parte del procedimiento

  1. Transcurrido el tiempo de espera de la sosa disuelta, añadir lentamente el aceite;
  2. Batir todo con el minipimer durante unos cuantos minutos, hasta que se obtenga una mezcla algo densa, parecido a unas natillas;
  3. Añadir la pulpa de Aloe Vera triturada, y seguir batiendo durante varios minutos, hasta tener la densidad adecuada. Para estar seguros de ello, se pasa por encima el borde del pie del minipimer. Si se queda bien marcado, sin que se deshaga, se habrá obtenido la consistencia necesaria;
  4. Ahora añadiremos, si se quiere, el aceite esencial (o aceites esenciales) elegido y se batirá bien. Por ejemplo, para obtener un jabón cosmético desinfectante, que funciona muy bien en pieles con acné y para lavar las zonas del cuerpo con excesiva sudoración, yo uso 15 gotas de aceite esencial del árbol de té y 30 gotas de aceite esencial de tomillo. También va muy bien para ducharse;
  5. Verter el jabón en el molde, distribuyéndolo bien con ayuda del cucharón. Después, golpear con cuidado el molde sobre la mesa de trabajo, para que así salgan las posibles burbujas de aire, que se hubiesen podido formar en la mezcla durante el batido;
  6. Cubrirlo con una manta o edredón viejo y dejarlo endurecer durante 48 horas;
  7. Lavar todos los instrumentos de trabajo que se hayan utilizado.

Tercera parte del procedimiento y conservación del jabón:

  1. Transcurridas las 48 horas, desmoldar y después, con un cuchillo bien afilado, cortar el bloque de jabón sólido a trozos;
  2. Colocar las pastillas de jabón en una bandeja, de manera algo distanciada, cubrirlas con un paño limpio y dejarlas secar durante 40 días, como mínimo. Ese tiempo es necesario para que la sosa pierda su poder irritante y se obtenga un jabón natural cosmético que no resecará ni dañará nuestra piel;
  3. Pasado el periodo de secado final, podremos conservar nuestras pastillas de jabón natural cosmético caseras. Se pueden envolver en papel o introducir en una caja de cartón. Guardar en un lugar seco y ventilado.

 

¿Te ha gustado mi artículo? Entonces, ¡compártelo! Te llevará solo unos segundos y así me ayudarás a crecer en el blog, haciéndolo conocer a otras personas. ¡Gracias!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario